fbpx

El fracaso no es una opción

By Victor Camon

Apr 19

El que haya vivido una vida sabe qué es acercarse al fracaso. Desde muy temprana edad tu vida está abocada al fiasco. Por supuesto, a su antónimo, el éxito. El fracaso no es una opción, siempre será tu decisión.

El fracaso no es una opción

El poder del fracaso no se encuentra nunca alejado de tu voluntad de perseverar. Imagen de Unsplash

Te has planteado ¿cuál es la diferencia de tu éxito o tu fracaso?

Dijo Schakleton:

Un hombre debe abocarse a una nueva meta tan pronto como la anterior fracasa.

La solución como en tantas ocasiones, se encuentra en tu definición.

¿Qué es fracaso? ¿Qué es éxito?

Quién es capaz de definir qué es éxito o fracaso sino tu. O es que tu vida se encuentra a prueba de las evaluaciones de los demás.

Esta vida actual, tan caótica, tan sobre-informada y saturada es la que promueve el éxito pero no permite vivir el fracaso.

Una vida para la cuál el esfuerzo lleva al éxito y el fracaso es sinónimo de no hacer suficiente.

Vivimos con una tendencia al perfeccionismo. A largo plazo. A vivir una vida deseada. Parece además que solo se logra con éxito.

Vives en una época en la que puedes saber más que en ninguna otra etapa de la humanidad. Y en la que tienes recursos y herramientas para ser más listo y avanzado.

Pero debe quedarte claro que todos los errores que en cualquier momento de tu vida puedas cometer, antes los habrá cometido otra persona.

En si, el fracaso y el éxito no son más que experiencias compartidas a lo largo de la historia de la humanidad.

Para mi, éxito sería poder vivir con menos de lo que tengo. Eliminar esta necesidad de mantenerme actualizado a la revolución tecnológica. Tener más tiempo para pensar y encontrar alguien con quién compartir esos pensamientos. Poder eliminar de mi vida.

Fracaso, es esa sensación de tener demasiado y querer buscar. Desear conocer y experimentar más. ¿No es suficiente con lo que tienes?

A cada uno le toca definir lo que son solo 2 palabras. Lo que es éxito y fracaso. Porque al fin y al cabo esa definición debe de ser solo tuya.

A ti te toca el poder valorar tu vida actual. Porque si esperas evaluarla con las puntuaciones del mundo en el que vivimos siempre estarás en posición de fracasar.

Siempre habrá alguien que te supere. Igual que tu superarás a otros. Pero estamos abocados a mirar nuestro futuro éxito antes que mirar nuestro presente vital.

Unos célebres fracasos:

El fracaso no es una opción

Incluso unos de los mejores grupos musicales de la historia, Los Beatles, fueron rechazados. Imagen de Unsplash

Déjame que te comparta algunos célebres rechazos para que entiendas que fracasar hoy, no significa fracasar cada día.

  • El diario de Ana Frank fue rechazado 15 veces antes de publicarse.
  • El libro, Carrie de Stephen King fue rechazado 30 veces.
  • K. Rowling habló con 12 editoriales antes de lograr publicar Harry Potter y la piedra filosofal.
  • …muchos años después cuando J. K. Rowling quiso publicar El Canto del Cucobajo el pseudónimo Robert Galbraith volvieron a rechazarla varias veces más.
  • El récord Guinness de mayor cantidad de rechazos lo tiene Zen y el arte del mantenimiento de la motocicleta de Robert M. Pirsig con 121 intentos. Ha vendido más de 5 millones de copias.
  • Steve Jobs fue despedido de su propia empresa.
  • Steven Spielberg intentó entrar tres veces a la University of Southern California School of Theater, Film and Television y fue rechazado.
  • The Beatles fueron rechazados por el primer sello con el que intentaron grabar. En cambio, eligieron a Brian Poole and the Tremeloes.

¿Acaso el rechazo lleva al fracaso?

Ante un rechazo se abren dos opciones:

  • Seguir.
  • Parar.

No voy a parafrasear la famosa frase de Edison sobre la bombilla pero a cambio voy a dejarte con el gran currículum de fracasos de uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos, Abraham Lincoln.

Los grandes fracasos de Abraham Lincoln

  • 7 años – Tiene que empezar a trabajar para ayudar al sostenimiento de su familia después que tienen que abandonar su casa.
  • 9 años – Su madre muere.
  • 22 años – Fracasa en sus negocios.
  • 23 años – Es derrotado en las elecciones de Legislador. No puede entrar a la Facultad de Derecho.
  • 24 años – Se declara en bancarrota y pasa 17 años pagando deudas a sus amigos.
  • 25 años – Es derrotado nuevamente en las elecciones de Legislador.
  • 26 años – Cuando está a punto de casarse, su novia fallece.
  • 27 años – Tiene una crisis nerviosa y pasa 6 meses en cama.
  • 29 años – Es derrotado en las elecciones para Representante del Estado.
  • 31 años – No puede formar parte del Colegio Electoral.
  • 34 años – Derrotado en las Elecciones al Congreso.
  • 37 años – Derrotado nuevamente en las Elecciones al Congreso.
  • 39 años – Derrotado por tercera vez en las Elecciones al Congreso.
  • 40 años – No es aceptado para un trabajo como alto funcionario de su Estado.
  • 45 años – Derrotado en las Elecciones para el Senado.
  • 47 años – Derrotado en las Elecciones del Partido Republicano para candidato a Vice-Presidente del País. (Obtiene menos de 100 votos.)
  • 49 años – Derrotado nuevamente en las Elecciones para el Senado.
  • 51 años – Abraham Lincoln es finalmente elegido Presidente de los Estados Unidos de América.

Abraham Lincoln pasa más de 40 años de fracasos antes de ser elegido presidente de los EEUU.

Probablemente de esta experiencia dejó esta frase. Para mi la mejor frase sobre el fracaso:

Mi gran preocupación no es su fracaso, sino saber si usted está satisfecho con su fracaso.

Las dos ventanas de oportunidades tras el fracaso o el rechazo: seguir o parar. Solo tienen un dueño.

Y acertaste en decir que ese dueño eres tu. Porque la definición de éxito o fracaso solo te corresponde a ti definirla.

Jamás te olvides de que por mucho que fracases hoy, mañana no habrás fracasado. Y tampoco que por mucho éxito que tuvieras ayer, no tienes porque tenerlo hoy.

Eso es lo bueno de la vida. Cada día te da nuevas oportunidades. A veces para fracasar y a veces para tener éxito.

El fracaso no es una opción pues cada día depende de ti que así sea.

 


¿Te gustó lo que leíste?

A partir de aquí tienes dos opciones:

  1. Te vas y ya verás si vuelves por aquí.
  2. Te apuntas a la newsletter y estarás informado ante nuevos artículos.

Yo personalmente, apostaría por el número par.

Si es así, click aquí abajo.

Este es el siguiente paso que puedes tomar.


About the Author

​​Apasionado por el crecimiento personal y profesional de las personas, me encanta poder transmitir mis conocimientos, estrategias e ideas para intentar ayudar ante todo en el desarrollo personal y profesional.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad