fbpx

24 horas al día. Gestión del tiempo de descanso

By Victor Camon

Mar 03

Cada mañana en África una gacela se despierta.

Sabe que tiene que ser más rápida que el león más rápido o no sobrevivirá.

Cada mañana un león se despierta.

Sabe que tiene que ser más rápido que la gacela más lenta o morirá de hambre.

No importa si eres gacela o león. 

CUANDO SALGA EL SOL, ARRANCA A CORRER

No por mucho madrugar amanece más temprano pero si por descansar lo suficiente rindes mucho más.

Es en ese momento cuando suena el despertador a primera hora de la mañana que tienes que agradecer ese ruido ensordecedor. No desesperes, tienes la suerte de poder vivir un nuevo día, de disfrutar de 24 horas más en tu vida.

Acaso no es motivo suficiente para levantarte con ánimo poder planear lo que te espera en un nuevo día. Aunque no te apetezca ir a trabajar, después de las horas laborales, tienes muchas más horas para disfrutar.

El primer paso es levantarte con ánimo, ¿si al inicio del día ya estamos maldeciendo nuestro destino, va a ser mucho mejor el resto? Piensa en los animales: un perro en contadas ocasiones duerme, está pendiente contínuamente de lo que sucede a su alrededor. Eso sí a la que su amo se levanta, si es necesario él está detrás y pendiente otra vez de todas las cosas a su alrededor.

No es lo mismo levantarse con una sonrisa que con una desesperación. Compruébalo. Antes de irte de casa, cuéntate un chiste. El día te parecerá distinto. Que llueve, hace frío, negra noche… no te preocupes, tu ánimo estará más bajo pero no puedes cambiar el tiempo, aprende a convivir con él y despreocuparte, al fin y al cabo también necesitamos este día.

Si al trabajo vas en tren, fíjate en las personas de primera hora de la mañana, son zombies deambulantes. Ni ritmo, ni sentido… no se mueven lo único que quieren es dormir.

La cuestión no está en dormir más tras levantarse. La cuestión es dormir lo suficiente, dormir aquello que necesita tu cuerpo. Debes de encontrar aquellas horas que necesita tu cuerpo y mente para poder rendir como es debido.

En mi caso, debo dormir 8 horas mínimo. Quizás son muchas pero el resto del día estoy despierto. Hoy mismo he empezado mi jornada laboral a las 7:30 de la mañana, he terminado a las 20:00, después he visitado una exposición, he cenado, leído, ahora escribo estas líneas, cuando termine de colgar el artículo tenderé la ropa y a dormir.

Habrá sido un día completo, porque tenía el depósito de energía a tope.

Puedes dar más. No me refiero a rendir más en la empresa, me refiero a tu cuerpo y mente. Controla tu día. Busca las horas de descanso que puedas necesitar y acondiciona el día a aquello que estés dispuesto a hacer. Descansa porque CUANDO SALGA EL SOL, TIENES QUE ARRANCAR A CORRER.

 

 

 


About the Author

​​Apasionado por el crecimiento personal y profesional de las personas, me encanta poder transmitir mis conocimientos, estrategias e ideas para intentar ayudar ante todo en el desarrollo personal y profesional.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad