Hacerse viejo es obligatorio, crecer es opcional

By Victor Camon | TIEMPO

Jun 10

Acabo de leer en el libro de José Castelló, Vive sin Trabajar que la frase que le hizo cambiar el chip y crecer en su vida fue la que reza en el título. La leyó en una camiseta de un turista. Esta frase, cómo muchas otras me ha hecho pensar y por supuesto a mi también…

Crecer.

¿Qué esperas para crecer?

Siempre me ha resultado muy interesante el entender cómo unas simples palabras pueden dar tanto sentido a tu vida.

En uno de mis proyectos personales más interesantes, debía escribir un artículo durante 100 días de manera ininterrumpida. Me serví de 100 frases. Les fui dando el sentido que para mi tenían. Realmente fue muy gratificante contar con ellas y aportarlas a mi experiencia.

La de Hacerse viejo es obligatorio, crecer es opcional; también me la quedo. Creo que se ajusta mucho a mis pensamientos. Al deber de transmitir que el crecimiento es importante. Y que para que ello suceda debemos de tomar en consideración que lo primero es conocer nuestra Responsabilidad.

Ya he hablado de ello en otros artículos pero jamás me cansaré de recordar que nuestra responsabilidad es saber que la vida que acontece a nuestro alrededor es fruto de nuestra existencia. Que aunque no seamos responsables directos de todo nuestro entorno, si lo somos de manera indirecta pues nos encontramos presentes en el momento.

Me encanta poder decirte que ahora mismo estoy escribiendo este artículo sentado en la entrada del Arco de Tito de Roma y ante mi tengo al todopoderoso Coliseo. Ayer estuve trabajando en Roma y ya de paso me he tomado unas horas para poder seguir con mi crecimiento.

Crecer es tu opción

Disfruté mucho sacando esta foto por la noche. Aún recuerdo hasta los coche que estaban aparcando en ese momento y las personas a mi alrededor. Tome conciencia de mi tiempo y espacio en el que me encontraba.

Atrévete a entender que crecer no significa poseer más, ni tener un mejor trabajo o ser el que más trabaja. El crecimiento no se encuentra únicamente en un ambiente de trabajo. 

Busca tu crecimiento laboral y tendrás una vida de trabajo, busca tu crecimiento personal y tendrás una vida por vivir. 

El paso del tiempo es algo que nadie puede parar. Te lo digo yo que hace 15 años trabajo en el mundo de la cosmética! La importancia está aquí: el paso del tiempo no se puede parar.

Sin duda que no! El tiempo pasa y debe hacerlo porque si no fuera así no tendríamos conciencia de nuestros momentos ni de nuestro espacio. Es entonces acaso un problema hacerse viejo? 

¡Para nada, Es tu objetivo! Es un gran objetivo aunque aún lo será más el disfrutar de hacerse viejo y eso es algo que sólo unos pocos deciden ir a por ello.

En mi caso, ya son muchos los viajes y las charlas, conocimientos y experiencias recibidas para poder decir que ahora mismo pocos de los turistas que tengo enfrente mío están viviendo el momento que tienen delante suyos. 

Ataviados con una cámara de fotos sienten cómo el momento debe ser retratado. Pocos viven lo que tienen frente sus ojos. Vivir el momento no significa sacar una foto del lugar que has visitado sino que es pararte en él, admirarlo, respirarlo y agradecer que estás allí. Aplica este cambio de pensamiento en tu vida y dejarás de seguir haciéndote viejo para conseguir seguir creciendo. 

Sé tu el que vive el momento, no dejes que el tiempo únicamente pase.

Follow

About the Author

​​Apasionado por el crecimiento personal y profesional de las personas, me encanta poder transmitir mis conocimientos, estrategias e ideas para intentar ayudar ante todo en el desarrollo personal y profesional. Soy un coach internacional que ha viajado por más de 50 países y con buenas habilidades comunicativas y gran actitud positiva, dispuesto a ofrecer mucho más que los resultados esperados. Estoy especializado en desarrollo personal y profesional. He aplicado formaciones empresariales e individualizadas a empresas y personas alrededor del mundo. Por regla general todas suelen centrarse en una área de mejora: ganar más tiempo y dinero. Por ello, me considero un creador de tiempo y dinero. La pasión, dedicación, conocimiento y puesta en práctica han sido claves para que pueda transmitir todas mis habilidades y conocimientos a aquellos dispuestos a seguir su crecimiento. He aprendido de los mayores expertos en crecimiento, y aunque me queda mucho por aprender sigo teniendo toda una vida para hacerlo.